Christmas
Data
Songs

NOW PLAYING

New Year's

De cómo fracasamos con los propósitos de año nuevo
Navidad 2008
Navidad 2017
2008
2017
Ahorrar
Aprender Inglés
Tabla de Ejercicios
Dejar de Fumar
Propósito de Año Nuevo

Año nuevo, vida nueva. Es el mantra —ya algo rancio— que nos acompaña cuando renovamos calendario. Y vida nueva significa, salvo para masoquistas recalcitrantes, vida mejor. De ahí los buenos propósitos: “venga, va, este año dejo de X, empiezo a Z y aprendo a Y”. Muy loable, ¿eh? El problema es que la intención no siempre es lo que cuenta, y llegada la hora de la verdad, los datos son demoledores: los mismos propósitos se mantienen año tras año, lo que podría significar que no se cumplen. ¿El resultado? Una canción de ritmo constante, todo lo constante que no somos nosotros. Porque los propósitos vienen y se van, pero al final, como decía Julio Iglesias: la vida sigue igual.

New year, new life. That’s the—slightly stale—mantra that we stick to when we put up the new calendar. And, excluding the obstinate masochists, a new life means a better life. That’s where the well-intentioned resolutions come into play: “Okay, let’s get serious, this year I’m going to quit X, start Y and learn to Z.” And it’s all very admirable, don’t get me wrong. The problem is that intent isn’t always what matters, and when the moment of truth arrives, the data is devastating: the same resolutions are remade year after year, which means that they’re never being fulfilled. The result? A song with a repetitive beat, as repetitive as our failure. Because resolutions come and go, but in the end, as Julio Iglesias used to say: la vida sigue igual (life remains the same).